¿Eres flexivegetariano?

Flexivegetariano, el nuevo concepto que se ha puesto de moda, pero….¿sabemos qué es realmente un flexivegetariano?

Este nuevo concepto de tipo de alimentación saludable engloba ni más ni menos que a los vegetarianos que ocasionalmente consumen algún pescado, marisco y rara vez carne. Si eligen algún alimento cárnico suele ser pollo o jamón.

El flexivegetariano surge como consecuencia de la necesidad de adaptación a las condiciones continuamente cambiantes a las que nos enfrentamos en la sociedad actual, dónde el ser flexible en horarios, alimentación, en disponibilidad para viajar, para aprender idiomas, culturas…. es altamente valorado.

Los alimentos en los que se basa una alimentación flexivegetariana son verduras de hoja verde, frutas frescas, hortalizas, legumbres, germinados, cereales integrales, semillas y aceite. Sin embargo, de manera ocasional, comen yogur, kefir, queso de cabra, pollo, huevos y pescado azul pequeño y blanco procurando, eso sí, que todo lo que se consuma sea ecológico.

Expertos en nutrición nos ofrecen menús con un elevado contenido en proteínas orgánicas y de alta calidad, haciendo posible seguir una alimentación proteica sin la necesidad imperiosa de consumir elevadas cantidades de carne.

Un ejemplo de menú rico en proteínas orgánicas es el siguiente:

Desayuno: Un vaso de agua tibia con limón y un batido elaborado con  1/2 pepino, 4-5 ramas de apio, 1/2 hinojo y 1-2 cms de jengibre.

Comida: 1/3 pollo o pavo orgánicos o pescado azul, preferiblemente no de piscifactoría o huevos de granja + 1/3 de vegetales crudos en ensalada, que puede combinar frutas y verduras de cualquier tipo o al vapor + 1/3 de Arroz salvaje, quinoa, lentejas o patatas, aliñando con aceite de oliva o incorporando aguacate en las ensaladas.

Cena: Caldo de verduras, se preparará con 1 litro y medio de agua, 1/2 puerro, 1/2 tallo de apio, 1 zanahoria, 1 cebolla, 100 gramos de acelgas, 1 manojo de perejil y una pizca de sal o un chorrito de salsa de soja natural.

Muchos os preguntareis cuales son las ventajas de este tipo de alimentación y os puede decir que es mucho más saludable de lo que se piensa. El consumo de antioxidantes es más elevado, la ingesta de grasas saturadas es menor y la fibra puede llegar a ser hasta un 200% mayor que en una dieta común.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *