Entradas

Açai

El açai es una fruta que proviene de una palmera que crece en el norte de Brasil, especialmente en la selva amazónica. Estos árboles se llaman Açaizeiros y han formado parte de la alimentación de muchas tribus del Amazonas durante miles de años.

Actualmente el açai se está consumiendo de forma más frecuente, extendiéndose a otras zonas geográficas.

El açai se puede utilizar para la elaboración de platos dulces como postres o desayunos, helados o incluso bebidas. También se utiliza en algunas ocasiones como suplemento alimenticio.

Los beneficios de este alimento son abundantes, entre los que destacamos los siguientes:

  1. Ayuda a combatir el envejecimiento, ya que contiene diez veces más antioxidantes que la uva y también una gran cantidad de vitaminas, lo que reduce la aparición de arrugas en la piel.
  2. Contiene grandes cantidades de antioxidantes.
  3. Es rico en proteína orgánica vegetal, por lo que regula el colesterol (y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares) y es fácil de digerir.
  4. Aumenta la energía y la resistencia, gracias a que contiene aminoácidos que ayudan a promover el rendimiento muscular.
  5. Ayuda contra el estreñimiento ya que es rico en fibra.
  6. Refuerza las defensas, de modo que es ideal para los que tienen las defensas bajas.
  7. Muy nutritivo, contiene 16 aminoácidos y bastantes minerales, además también contiene vitaminas A, E y C y del grupo B.
  8. Anticancerígeno, está demostrado que reduce la reproducción de las células cancerígenas.
  9. No contiene gluten y es recomendable para diabéticos.
  10. Ayuda a la liberación de hormonas como dopamina y serotonina, y estas intervienen en los procesos de regulación del sueño, todo ello gracias a la vitamina B.

Por lo que puedes ver, todo son beneficios entorno al açai. Y por eso te lo hemos traído a La Huerta de Almería, donde además de encontrar unos deliciosos “Açai Bowl” para desayunar, puedes comprarlo y hacerte tus propias recetas.

¡Te esperamos pronto!

Keepcup: la taza reutilizable

En el año 2007, Jamie y Abigail Forsyth comenzaron a diseñar una taza reutilizable con la intención de impulsar un cambio en el comportamiento de las personas.

Esta historia comienza cuando tras iniciar un negocio de cafés en Melbourne, ambos cada vez eran más conscientes del volumen que se consumía de los vasos desechables y de que estos, al estar forrados con polietileno, no eran reciclables.

Hoy en día, los KeepCups se utilizan en más de 65 países de todo el mundo y cada una de estas personas que lo utilizan están contribuyendo al ahorro del uso de millones de vasos desechables.

Están “hechos para durar” ya que sus materiales han sido seleccionados para facilitar la reutilización. Los componentes de cada KeepCup son reemplazables y desmontables y lo puedes diseñar a tu gusto con diferentes colores.

Se pueden realizar visitas en sus almacenes de Melbourne, Los Ángeles y Londres, y así ver y conocer al personal que produce los KeepCups.

Los KeepCups tienen una tapa prensada para evitar que se salga el líquido y es el resultado de una ingeniería y fabricación precisas. Así es como hacen todo en esta organización.

El material, como hemos dicho, ha sido seleccionado cuidadosamente y está formado por:

  • El vaso: utilizan vidrio templado de soda. Este es muy resistente y aguanta altas temperaturas, además de ser reciclable.
  • El plástico: irrompible, ligero, apto para que no se derrame el café en movimiento y reciclable.
  • El corcho: natural, renovable y biodegradable. Estos son resistentes al agua, al calor y antibacterianos.
  • Silicona: con componentes antideslizantes y de resistencia térmica.

En La Huerta de Almería nos unimos a esta nueva era de vida sostenible y te hemos traído este nuevo producto. Así, cada vez que vengas a por tu café te lo podrás llevar en tu propio KeepCup y estarás poniendo tu granito de arena a colaborar con el medioambiente.

Vinos ecológicos

En la publicación de hoy os vamos a hablar de los vinos ecológicos, ya que es un concepto que no está del todo claro entre los consumidores.

  • Diferencias entre un vino ecológico y uno tradicional:

Para que un vino sea ecológico debe cumplir la normativa detallada en el Reglamento UE 203/2012 de la Comisión.  Estas características que debe tener un vino para ser ecológico no forman parte solo de la elaboración, sino de todo el proceso, es decir, desde el cultivo hasta que el vino llega al consumidor final. Algunas de estas características o requisitos son los siguientes:

  • Los abonos utilizados en el viñedo han de ser naturales, orgánicos y sin sustancias químicas.
  • Han de estar elaborados con materia prima ecológica.
  • Está prohibida la quema de rastrojos.
  • No se utiliza ningún tipo de maquinaria, por lo que todo el proceso se realiza de forma manual.
  • Tanto la elaboración como el almacenaje de los vinos ecológicos debe estar separada de la de los vinos tradicionales.
  • Existe un control sobre la adición de sulfitos y los niveles de carbono han de ser mínimos
  • Los tapones de las botellas de vino ecológico han de ser de corcho natural y su embotellamiento debe de ser en cristal.
  • Solo se pueden emplear uvas que estén en buenas condiciones, no dañadas.
  • Cómo distinguir un vino ecológico de uno convencional:

Según si el vino lleva las siguientes etiquetas podremos saber si se trata de un vino ecológico o no. La primera vendrá acompañada del nombre de la comunidad autónoma donde el vino ha sido elaborado. La segunda, una hoja verde formada por estrellas, constata los productos ecológicos a nivel europeo.

  

  • Beneficios del vino ecológico:

Por lo que hemos podido observar, un vino ecológico está producido de forma 100% natural, por lo que es más sano que uno tradicional. También vemos que no daña el medioambiente.

Por todo ello, en la Huerta de Almería tenemos una selección de vinos ecológicos de los que puedes disfrutar, ya sea en nuestras tiendas, para llevarte a donde quieras o incluso para regalar.